21 de marzo de 2008

Sugus

Últimamente,
tiendo a tragarme
los caramelos
con envoltorio
incluído

Me gusta imaginarme
como mi intestino grueso
se va tapizando con retazos
rojos
azules
verdes
amarillos

O quizás, simplemente
me gusta
como todos me miran
sin saber nada
sobre mis entrañas
empapeladas

Oh, baby…
nunca vas a saber
qué fue lo que te golpeó.

4 comentarios:

Nicolás Igarzábal dijo...

Muy bueno!

Dr NO dijo...

Idem Igar.
Ademas es bueno no leerte triste.

Matias Musella dijo...

SUGUS X SIEMPRE

LOS MAX SON ALGO Q NO TE QUERES SACAR DE LA BOCA

MUY BUENO CHE

Javier Martínez Ramacciotti dijo...

Aceptemos una hipótesis provisoria, y útil: toda poesía está emparentada con un ritornello- imposible- a la infancia. Entonces, sus objetos, sus rituales, sus perspectivas discursivas y emocionales son siempre el material que recicla la palabra para efectuar el perecedero instante de vibración púber, que es como decir poesía. Y con simplicidad, sin fugas de significantes ni haciendo de la literatura una sucursal de bajo presupuesto de las grandes teorías. Superficialmente, o con profundidad deleuziana(" lo profundo no es sino un pliegue de la superficie"). Como un niño, o niña dado el caso. En fin, todo lo cual para decir "me gustó". Aunque no sea César Aira.